×

UNA CRONICA DESDE CHILE EN UN MOMENTO HISTÓRICO

12 Diciembre, 2006

El sábado 9 de diciembre se celebro el concierto de Violadores del Verso en el estadio Victor Jara. 4,000 personas asistieron a ver cómo el grupo más representativo del hip hop en habla hispana dio un show en el que se repasaron casi treinta temas de toda su discografía, algunos de ellos no completos, pero aún así con casi dos horas y cuarto de actuación, tanto la entrega del grupo como la del público se unieron. Se formó un clímax en el que el público, siguiendo una a una las evoluciones del grupo y cantando todas y cada una de las canciones, Violadores del Verso recogió esa energía del público entregado y flotó por el escenario. Kase.o, Hate y Lírico entraron en trance y R de Rumba estaba emocionado viéndolo desde su distancia en el set de Dj y a la vez siendo el gran maestro de esta ceremonia. La alusión que se realizó hacia el dictador fue premonitoria ya que como decía un lema, la muerte le ganó a la justicia. Un espectáculo en el que todos los que asistimos nos fuimos con una gran sonrisa. Muchas gracias Chile.

Ayer aquí se vivió una jornada brutal con motivo del fallecimiento del dictador Augusto Pinochet. Nos fuimos a la manifestación y fue alucinante. Nos metimos en una celebración cívica divertida por los lemas ingeniosos y por el desbordamiento de los sentimientos de tantos años de desaparecidos, encarcelados y una lista de desmanes de los responsables de la represión y que aun ocupan puestos de poder, eran las únicas acciones de violencia que vimos. Cuando de repente un tanque con chorros de agua y un vehiculo nos dieron manguerazos de agua y gases lacrimógenos. La fiesta se convirtió en rabia y en desconcierto. Niños que se perdieron, padres desconcertados y abuelos estupefactos llorábamos por los efectos de la rabia y de los gases. Lo de ayer fue un atropello al civismo y un freno a lo que en Chile hace falta, que de una vez por todas la gente el pueblo se exprese.

Esta nota esta hecha para divulgarla y va firmada por Jose Ramón Alconchel, manager de Violadores del Verso

Nuevas Historias