×

MANIFIESTO INDEPENDIENTE EN DEFENSA DE LAS EMPRESAS CULTURALES

1 julio, 2009

Con motivo de los Premios de la Música Independiente que se celebran el 4 de julio en Madrid, la Union Fonográfica Independiente (UFI), organizadora del evento, publica un manifiesto al cual nos adherimos completamente.

MANIFIESTO DE LOS INDEPENDIENTES

Primero fue la música, después le tocó al cine y ahora con la llegada del E-BOOK le llega el turno a los libros, se empeñan en decir que es gratis, la industria cultural se muere…

Decenas de pequeños sellos discográficos repartidos por toda la geografía y que trabajaban con pocos recursos pero con mucho esfuerzo e ilusión para desarrollar y dar a conocer música y talento, ya han cerrado sus puertas y otros tantos están tocados de muerte.

Miles de puestos de trabajo se han destruido y no solo los trabajadores de los sellos discográficos, también las empresas y profesionales asociados a ellos están afectados.
Músicos, productores, técnicos de sonido, estudios de grabación, ingenieros que masterizan el álbum, fotógrafos, diseñadores gráficos, equipos de realización de vídeos, promotores, vendedores, transportistas, tiendas, los equipos de “music lovers” que trabajan en las discográficas haciendo que todo ocurra y la música se conozca.

Pero lo más grave, es que en este mundo globalizado donde todos los países se parecen cada vez más y lo único que nos diferencia es nuestra identidad cultural (nuestra música, nuestras películas, nuestros libros), no se hace nada para salvar esta pequeña y mediana industria de artesanos y románticos empedernidos.

Se ayuda al ladrillo, a los bancos, a los coches… Pero, ¿y a la cultura?

¿Quién se ha beneficiado de que la música y el cine circulen libremente por la red?

Cualquiera que piense un poco, se puede dar cuenta: la música se paga, sí, pero no a sus legítimos beneficiarios, si no a las operadoras de telefonía. Los discos no los compramos, pero el ordenador, el móvil, la consola y la línea de teléfono… Eso sí que lo pagamos para tener la música gratis.

Esas enormes corporaciones se han hecho inmensamente ricas y han manipulado a la opinión pública para que piense que las compañías discográficas son unas ladronas que se aprovechan de los artistas, y que la música debe circular libre y gratis. Se han quedado con todo el dinero que genera la música, asfixiando a todo el mundo (también al público que tiene que pagarles bien caro), sin dar nada ni a los artistas ni a sus productoras que invierten dinero y esfuerzo en promocionarlos.

Pero cuando parece que estamos llegando a nuestro final, que el león está a punto de devorarnos, el tren a punto de descarrilar y caer al vacío, las puertas a punto de cerrarse y dejarnos prisioneros para siempre… ¡¡¡Llegan los americanos en nuestra ayuda, están enviando sus naves para rescatarnos !!!

¡Gracias Superman! ¡Gracias Spiderman! ¡Gracias Lobezno! Y gracias también a ti OBAMA. Eres nuestra última esperanza. A nuestro gobierno no les interesamos, no han movido ni un dedo por nosotros, los trabajadores de la música pero los americanos sí lo van a hacer.

Pero no porque les interese defender nuestra identidad cultural, ni preservar nuestra industria cultural, lo harán porque los españoles tenemos el dudoso honor de ser: ¡¡¡Uno de los países más ladrones de cultura del mundo!!! Se habla de la picaresca española desde los tiempos del Lazarillo de Tormes y no parece que las cosas hayan cambiado mucho en estos últimos años.
España está incluida en el selecto club de los cinco países donde la piratería es tan alarmante que se considera una PANDEMIA.

Y claro, si solo robáramos nuestra cultura, les daría igual a los americanos, pero también les robamos la suya, y claro señores, eso sí que no, la música americana, el cine americano y la literatura americana que aquí se consigue gratis gracias a la desidia y la falta de protección del gobierno, no se puede seguir robando impunemente. Así que van a llegar los adalides de la libertad para salvarnos.

Americanos, os esperamos con alegría….

¡Plan Marshall ya!

La música esta ligada a la tecnología y sabemos perfectamente que los nuevos modelos de uso de la música son digitales, lo que no podemos permitir es que un montón de empresas de telecomunicaciones españolas cobren inmensas cantidades de dinero por el uso de la música. Nuestro público, nuestros fans, los amantes de la música… Sí pagan, pero le están pagando a ellos, que están destruyendo la creación artesanal, la cultura, el arte…, y encima SOMOS LOS MALOS.

Exigimos al gobierno que regule el reparto del dinero que genera la cultura en Internet y que no se lo lleven todo los avariciosos de estas grandes corporaciones de las telecomunicaciones.

Todos sabemos quiénes son los que nos cobran cada mes por tener acceso a Internet.

Los independientes queremos lanzar un mensaje positivo:

Seguir editando buena música, seguir descubriendo nuevos talentos, apostando por la diversidad cultural, defendiendo el patrimonio artístico que distingue nuestra creación…

¡MUERTE A LA UNIFORMIDAD!

¡VIVA LA DIFERENCIA!

¡VIVAN LOS PEQUEÑOS SELLOS DISCOGRAFICOS!

¡¡¡VIVA LA DIVERSIDAD!!!

Nuevas Historias