×

Violadores Del Verso

Discos

Biografía

En Zaragoza se hizo la palabra, y Violadores del Verso la elevaron a la enésima categoría, para convertirla en rima. Arquitectos del verbo y el ritmo, edificando los cimientos por los que crece y se expande el Hip Hop en este país. Convirtiendo rimas en mecanismos de milimetrada precisión. Haciendo que los ritmos funcionen como el motor de un Rolls Royce. Licuando el Jazz para convertir los tiempos en rocas sólidas. La expresión del Funk en producciones gordas, con unos bajos que suenan como bombas para hacer tambalear los cimientos de las murallas más altas. Es la única manera de hacerlo y ellos lo han conseguido. Los textos de Kase O, Lírico y Sho Hai (aka Hate y miles de apodos beodos) elevan la imperfección en genialidad, los defectos en virtudes y la virtud en el poder de su mensaje. RdeRumba factura Funk y Jazz como si fuese una alfombra dorada. Bases oscuras, densas y crudas para dar forma a un sonido único. Compacto y sólido como una barra de hielo. Barrio de La Jota, Actur, Las Delicias y Romareda, caldo de cultivo y cantera del grupo que estaba llamado a remover los cimientos del Hip Hop en castellano. Las tardes de la Plaza del Rollo, fue su universidad y las maquetas su tesis doctoral, mientras que el «Especial Zulú» de Dj Potas sonaba en Radio Mai los sábados a medio día y servía de trampolín para las primeras grabaciones de Rap hecho por las calles de Zaragoza. 1994 es la fecha en la que el nombre de Violadores del Verso empieza a sonar, solo era un aviso, como bien titulaba la maqueta de Gangsta Squad, donde militaban Líriko y Dj Brutal, y en la que aparecía la canción que daría nombre al grupo. La historia no había nada más que empezar. Menos de un año después «Poker de Ases» sería la siguiente reunión de los cuatro Violadores, esta vez dentro de la segunda maqueta de Kase O. Mientras tanto Rumba, Hate y Juez habían formado Bufank, protagonistas de una de las maquetas más buscadas en la historia del Hip Hop en este país, el tema «La historia interminable» incluída en esta grabación reunió por última vez a todos, justo antes de empezar la etapa de Violadores del Verso como tal. Antes de la edición del primer trabajo de Violadores, todas estás maquetas ya eran superventas dentro del mercado alternativo nacional de cintas y grabaciones caseras. Por esa razón no es de extrañar que su mini Lp homónimo «Violadores del verso»(98) / Avoid, fuese toda una noticia desde que vió la luz. Compuesto por seis temas, que eran como apisonadoras de ritmos y versos crudos, directos y sinceros. Desde la impresionante «Un Gran Plan», anticipo de lo que vendría después, con esa base de Jazz sin paliativos, o las gargantas sangrantes de un temazo hardcore como es «Virtuosos». Este anticipo en el que participó Dj Brutal, preparó a todos para el cataclismo que nos depararía su primer larga duración. En 1999 se publica «Genios» / Avoid. La competición es su máxima expresión, el sonido de Violadores es tan poderoso, que hace grande a quien lo escucha, y con este trabajo marcan la diferencia entre los grupos de primera categoría y el resto. La apología al alcohol, las mujeres, la diversión, el barrio, las calles, la amistad y la vida del que solo posee su talento para destacar sobre los demás. En «Genios» todo está cuadrado, calculado y matemáticamente expresado. La competición superlativa de «Maximo exponente», himnos como «Ballantains» o colaboraciones de lujo como Jeru The Damaja en «Solo Queda Consuelo», por no hablar de rocas de mil kilos de Funk como «Intro 97» o «Yo Tengo el Funk». Dieciseis cortes que son un diario de las vidas de cuatro almas entregadas a su música y a su forma de expresión. «Genios» aparentemente, puede parecer superficial en los textos, por tratar de aspectos cotidianos, pero precisamente esa es la grandeza de sus versos, hacer de lo cotidiano, algo identificable con sus oyentes, que esconde verdades como puños, filosofía de la gente corriente. Intocables e incotestables. Antes de que viese la luz su segundo álbum, se publicarían dos maxis. El primero firmado por Kase O con producción de Rumba y titulado «Mierda», y algún tiempo después «Atrás», que serviría de adelanto para «Vicios y Virtudes», su retorno en 2001 grabando para su propia discográfica: Rap Solo. Un decálogo de Funk, Jazz y contundencia lírica, donde la honestidad pasa a primer plano, sobretodo influido por su actuación en Latinoamérica. La competición ya esta a un nivel superior. La cita que abre el disco: «No puedes competir con los que inventaron tu estilo» lo dice todo. Pegadizos cortes para no parar de saltar como el tema que titula el album, absolutas autobiografias escritas con pulso firme como «Marrones, Morenas, Coronas» (Lírico), «No pasa Nada» (Hate), o «Ninguna Chavala tiene dueño / porque ella lo dijo» (Kase O), nuevos himnos alcoholicos como «Trae ese Ron», la demostración de que RdeRumba también sabe hablar con su manos en «Tu y tus historias» o realizar bases de Jazz esquizofrénico como «No es ningún trofeo noble». El álbum lo cierra una de las grandes obras maestas que se han escrito en la historia reciente del Hip Hop patrio: «La ciudad nunca duerme». Raps supremos de flows imparables y bases cargadas de destellos de genialidad. La única manera de escuchar Jazz y Funk para muchos de sus seguidores. Pero la historia de Violadores del Verso, no es solo sus discos, son también sus conciertos, por eso no es de extrañar que hayan grabado en directo su última entrega. Un concierto histórico, que se suma a la lista de citas que ya han pasado a la retina de los que hemos podido verles sobre un escenario, y recordamos citas que ya son historia como los enormes conciertos celebrados en Viña Rock o Festimad, agotando entradas en Razzmatazz (Barcelona) y AquaLung (Madrid) o ante miles de seguidores en Bogotá (Colombia). Recuerdos para un servidor que no se pueden olvidar como cuando en el primer concierto de su última gira celebrado en Valladolid, se quedaron sin luz, y un público entregado comenzó a cantar los temas a capella. En directo Violadores del Verso son un derrame visceral de energía en estado puro, y tanto sus canciones como sus actuaciones ya forman parte de la historia del Hip Hop hecho aquí. Ahora solo queda cruzar las fronteras. No necesitais visado, las rimas y los ritmos son el pasaporte, el mundo es vuestro. Que el Funk siempre os siga acompañando, y os guie alli donde vayais.